¿Qué puedes ver?

¿Una fantástica metamorfosis de la naturaleza, a través de las palancas y los contrapesos, que los humanos intentan domesticar?

¿Un homenaje de altos vuelos al movimiento perpetuo?

Inspirada en las esculturas móviles de Tinguely, Cie La Migration confronta los ciclos de una máquina extraña con el movimiento fluido de los artistas de cuerdas, convirtiendo el paisaje y sus peligros en sus socios. Marion Even estudió drama y danza y Quentin Claude artes circenses. Juntos han creado un instante en el que lo espectacular da paso a la percepción sensible y donde las virtuosas acrobacias se encuentran con el camino de un pájaro que pasa, un soplo de aire inesperado o el sueño de un espectador.