_DSC4783

MiraT quiere ser una invitación a la reflexión sobre la frágil condición del ser humano, una propuesta para reflexionar sobre el equilibrio ilusorio de la vida donde cada uno de nosotros, en cualquier momento, se puede encontrar en una situación límite.
En la pista, un hombre y una gran balanza. Jugando con pesos y contrapesos, emprende un viaje en busca constante de los límites del equilibrio. Este viaje es tanto físico como interior. Es un mirarse y también exponerse a la mirada de los demás. Mirar la propia soledad y trascenderla exponiéndola en el centro de la pista.
Un viaje simbólico en el que cada uno de nosotros se podrá reconocer, una reflexión sobre lo que significa tomar una decisión importante, una decisión que puede cambiarte la vida. Algunos dejan su lugar de origen para aventurarse en tierras desconocidas, otros se refugian ocultándose de la sociedad. Seres a la deriva, en busca de un lugar que puedan hacer suyo, personas llenadas de miedo y de esperanza, de resignación y de ilusión. Cada una con su balanza interior que oscila entre un sentimiento y el otro.