Un espectáculo con un objetivo claro: pasar un buen rato.

Dos personajes en clave de circo y humor intentarán superar los obstáculos que ellos mismos se ponen con acciones cotidianas como sentarse en una silla o colgar una chaqueta.

Como estos personajes deciden darle la vuelta a todo objeto, persona o animal que se encuentran y utilizarlo a su manera, se ven inmersos en un mundo de incongruencias imposible de descifrar.

Un espectáculo de circo y payaso, potente y con muchas disciplinas, rueda cyr, malabares, palo chino, manipulación de objetos, verticales con sillas y acrobacia. Un show fresco en el que la comicidad está siempre presente, destinado a un público familiar en el que disfrutarán tanto los más pequeños como los mayores.