Después de 10 años pisando plazas y calles, Sound de Secà inicia un nuevo proyecto itinerante con una clara mirada contemporánea, que reivindica el espacio público como lugar de encuentro. Música, movimiento, voz y expresión.
Un espectáculo que nos invita a salir de nuestras casas para compartir un lugar y un momento, a mirar a los ojos y a entender la percusión como un lenguaje de comunicación y no como una simple herramienta de animación.
Una pieza que habla de la comunidad, de sumar y de conectar, que propone un de Interacción y participación a fin de crear una atmósfera compartida.
La percusión entendida como símbolo de reunión, ritual y celebración en una sociedad cada vez más conectada pero también, y paradójicamente, cada vez más individualista.