Los dos entregados a una acrobacia inédita, desafiando la frontera entre pértiga china, funambulismo y acro-danza. Un espectáculo lleno de poesía y humor, que nos transporta dentro de un universo aéreo donde las artes del circo, la danza y la música se mezclan al ritmo de una cadencia dulce y temeraria.

En el centro del espectáculo, un tercer personaje, una estructura en forma de prisma triangular, elemento sonoro no identificado.

Los personajes se pierden en este laberinto de hierros, balanceándose, vacilando, volteando…